Loading...

12 de abril de 2012

Breve reflexión sobre la insensibilidad

En El Salvador, los veteranos de la guerra civil finalizada hace veinte años se mantienen en protesta desde hace más de 80 días. Se han tomado las instalaciones de la Catedral Metropolitana. Durante ese tiempo se han sacado en ambulancias a tres personas, entre ellas una mujer a punto de dar a luz. Nadie les escucha sus exigencias y se les critica por no permitir que se realicen las misas dominicales sobre todo en esta Semana Santa recién pasada.
El gobierno se hace el desentendido. Las organizaciones sociales se muestran apáticas ante la situación y la población en general maneja la "verdad" proporcionada por los medios de comunicación.
Parece que esas medidas "extremas" ya no tiene mucho eco en estos tiempos.
Sin embargo, en este país cuyo período de post guerra civil se ha transformado en una verdadera guerra social, donde los Acuerdos de Paz están convirtiéndose en una tarea al arbitrio de la voluntad de los que ostentan el poder y en donde el sistema educativo no prioriza en la construcción de una memoria histórica e identidad colectiva si no en la tecnificación pragmática de los jóvenes;
¿Qué alternativas de lucha se le presentan a un sector que ha quedado atemporal en el nuevo disfraz que se le dio al país después del conflicto armado?
¿Conocen otras formas de exigir que se cumplan sus demandas sin que se vean envueltos en alguna artimaña diplomática que no resuelva sus necesidades?
¿Acaso se necesitan medidas aún más extremas como incendiarse en una plaza pública para que éstas personas que entregaron su juventud en la lucha por una sociedad más justa, reciban lo que mínimamente les debe el gobierno y la sociedad en general?
Una insensibilidad humana mina nuestra sociedad, y lo más preocupante, está minando a aquellos que se supone luchan en contra de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario