Loading...

19 de mayo de 2011

Roque Dalton y la poesía ante la incertidumbre

Me encanta hacer analogías de este tipo.
Por un lado, Roque Dalton el escritor salvadoreño con un extenso legado poético, crítico e histórico, este mes cumplió 36 años de su asesinato. A nivel internacional se han realizado diversos actos y encuentros conmemorativos.
Por otra parte, en España, Visor una de las editoriales más prestigiosas del habla hispana ha presentado una antología de poetas iberoamericanos llamada: Poesía ante la incertidumbre. La antología la encabeza el poeta salvadoreño Jorge Galán. En la página web oficial de la antología se puede leer un manifiesto de los poetas respecto al rumbo de la poesía actual y de su propuesta de reivindicación de este género literario con la creación de versos con sentido. Su lanzamiento ha provocado reacciones adversas tanto en España como en el mundillo literario salvadoreño, y sin lugar a dudas, también en los demás países latinoamericanos en los que Visor a coeditado a sus poetas. Para el caso, la DPI hizo una coedición con Visor de 300 ejemplares, la cual para este país, desde mi perspectiva, basta y sobra.
Ahora bien, me parece propicio cavilar sobre la trascendencia de estos dos eventos del ámbito literario.
En El Salvador, penosamente, el Turno del Ofendido cuyo fin es conmemorar al poeta asesinado, se realiza sin mayor trascendencia. Un poeta invita a otros poetas y leen sus poemas. Incluso ha habido una iniciativa ridícula de andar en bicicleta leyendo sus poemas. Bien, que todo sea porque al "pueblo" llegue un poquito de su legado.
Considero que los eventos sobre Roque Dalton podrían ser más impactantes, porque la naturaleza de su obra lo propicia. Está muy bien el análisis de la misma, sin embargo, sus poemas son para la gente y hay diversas formas artísticas de hacércelos llegar. Los esfuerzos no son suficientes en este sentido.
En nuestro país tenemos -además de otras dolencias- el problema de la carencia de lectores. La gente no lee. No por falta de tiempo o dinero, si no porque sus distracciones son más violentas, para el caso tenemos los eventos futbolísticos que rayan en desórdenes, abusos y cárcel; o la enajenación colectiva por las series morbosas de televisión. La lectura no se promueve de forma efectiva. Con media hora que los jóvenes dedicaran diariamente a la lectura, se avanzaría un montón. Sin embargo, ni los maestros leen siquiera, por ende, no saben qué proponerles a sus alumnos para leer.
El desconocimiento de la obra de nuestros escritores, que son muy pocos los buenos, nos hace caer en apologías vergonzosas, así como, en una critica sin consistencia sobre la misma, a esto yo le llamaría: prejuicios vulgares.
Así como ocurre con la obra de Dalton, ocurrirá con la obra de Galán.
Ambos han trascendido, nos guste o no, a las fronteras de nuestro mundillo literario. Ambos escriben con sentido aunque su lenguaje, su fuerza poética, sus emociones e intereses sean diferentes.
Cada uno de ellos responde a su época.
Dalton responde a la efervescencia política e ideológica de los años setentas, al clamor colectivo, a la esperanza en la lucha, a su corazón taciturno, de tal manera que toda esa energía desembocó en su asesinato.
Galán responde al desencanto de los ideales, al ensimismamiento del individuo, al auge de las filosofías posmodernistas, en fin, a la incertidumbre.
Dalton es arbitrario e irreverente con el uso del lenguaje.
Galán es exquisito y muy bien portado al respecto, porque, incluso sus abusos adjetivales son graciosos.
A ninguno de los dos podría cuestionar sobre su talento, vivencia y bagaje.
El problema de ser criticos mediocres y muy excluyentes con el aporte que ha brindado uno y el que brinda el otro, obedece a la falta de formación literaria.
No se ha leído a Roque Dalton y se le rechaza apriori o se le enaltece en demasía.
No se ha leído a Jorge Galán y se le desmerita apriori.
En conclusión, creo que es vital y urgente leernos. Dejar fuera los prejuicios, ya sea, que se quiera enarbolar un nacionalismo barato o que se quiera destruir los incipientes aportes en una tradición literaria nacional. Sea cuál sea el propósito, hay que leernos.
Creo que si Jorge Galán encabeza una antología cuyo manifiesto revela las inquietudes de varios poetas frente a la poesía actual y le denominan "Poesía ante la incertidumbre"; Roque Dalton bien podría haber sido la cabeza de una antología latinoamericana o, siendo más osada, salvadoreña que se denominara "Poesía contra la incertidumbre".

1 comentario: